Uncategorized

Alcachofas confitadas

¡Hola! Hoy os traigo la receta de las alcachofas confitadas, que por Instagram me las habéis pedido insistentemente.

Es una elaboración muy sencilla, las hice el otro día en el trabajo porque mi jefe las encontró muy baratas en el mercado y me trajo ¡20 kg!

Para mi lo peor de este plato es limpiar la alcachofa, que es un poco trabajoso, pero luego están tan buenas que compensa, os lo prometo!

Vamos con la receta.

Ingredientes:

Alcachofas

Ajos

Cayena

Pimienta en grano

Hinojo fresco

Laurel

Aceite de Oliva

 

Preparación:

Lo primero que haremos será limpiar las alcachofas.

Cortaremos la parte del rabo e iremos deshojando la alcachofa hasta que empiecen a verse amarillas y tiernas, mínimo hay que quitar tres o cuatro capas de hojas para que queden bien tiernas.

Una vez deshojadas le vamos a cortar la punta hasta donde empieza la parte más clara de la alcachofa.

Las abrimos por la mitad y con ayuda de una puntilla vaciaremos los pelillos interiores, es importante quitarlos porque amargan.

Ahora podemos dejarlas así por la mitad o cortarlas a cuartos, eso ya va en el gusto de cada uno, yo las corté más pequeñitas.

Las pondremos en una olla honda, junto con unos dientes de ajo, unas cuantas cayenas, unos granos de pimienta (yo usé tres pimientas, blanca, roja y negra)unas hojas de laurel y el hinojo.

Podéis ponerle otras hierbas, las que más os gusten: Perejil, romero, tomillo, orégano…

Las cubrimos con aceite y las pondremos a fuego mínimo unas tres horas.

Es importante que el fuego esté muy bajo y el aceite no hierva porque si no se desharán.

Pasadas las tres horas las envasamos en botes de cristal con el mismo aceite de la cocción y a disfrutar!

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply